this is a page for

Daily Archives: Diciembre 11, 2015

LOS SIMPÁTICOS ORANGUTANES DE BORNEO

 

https://youtu.be/ESONwYvYG90

https://youtu.be/6K6OQSiA8dw

Si te interesa hacerles una visita y no dispones de mucho tiempo; una de las ciudades que te lo pone fácil es Kuching, pertenece  a la provincia de Sabarawak en la parte Malaya de Borneo.

Borneo es la tercera isla más grande del mundo y está divida en Indonesia, Malasia y Brunéi un pequeño estado.

Otra opción si dispones de más  tiempo es adentrarte un par de días por una travesía en el río Kinabatangan que pertenece a la otra provincia de Borneo en Sabah, su capital es Kota Kinabalu.

Desde Kuching a unos 25km se encuentra el centro de rehabilitación SEMENGGOH. Centro de rehabilitación de Orangutanes en Kuching.

IMG_5401

IMG_5277

KUCHING

Para llegar al centro puedes hacerlo en taxi por un precio bastante económico y si lo prefieres puedes dirigirte a la estación de autobuses en el centro de Kuching, donde podrás tomar el Bus K6, que te dejará en la entrada del parque, donde tendrás que comprar los tickets y caminar por una carretera de asfalto cuesta arriba durante unos 20-30 minutos más o menos, si vas en taxi se suelen esperar a que compres los tickets y te acercan hasta la entrada del centro.

Es muy importante llegar antes de las 9h; no hay que olvidar que es un centro de rehabilitación y los orangutanes están en semilibertad, no siempre te aseguran que puedas verlos, con lo cual vale la pena ir temprano que es cuando les dan de comer, están bastante acostumbrados a los turistas, los cuidadores suelen esperar que llegue un grupo de 15-20 personas para llamarlos he intentar tenerlos cerca.

Vistas de Kuching

IMG_5439

Os cuento como funciona:

Voy a dar mi opinión como siempre:

Está claro que no nos podemos olvidar que es un centro de recuperación y rehabilitación de orangutanes, con lo cual no es lo mismo que poder verlos en libertad lo que sería muy difícil.

Yo sinceramente me llevé un poco de decepción os explico:

Al principio te tienen como 30 minutos explicando de la importancia de no acercarse a ellos durante el recorrido por la selva, no llevar nada de comida, si se acercan lo mejor es seguir andando y no pararse porque querrán abrazarte etc…

Todos estos consejos son útiles y hay que tenerlos en cuenta, pero, quedan muy lejos de la realidad que vives en el centro.

Claro!! después de tanta charla y expectación te esperas hacer un recorrido algo emocionante e interesante para poder verlos, pero nada de eso; caminas apenas 5 minutos por un recorrido que realmente te da la sensación de adentrarte en la auténtica selva de Borneo.

Por momentos, se va poniendo más emocionante, entre los sonidos auténticos de la jungla y las especies de plantas que te vas encontrando por el camino que es muy posible que no las hayas  visto en otra parte; la sensación es que  en cualquier momento te sorprenderá un orangután y será la experiencia más increíble de tú vida…

Pues, todo eso es lo que me hubiese gustado vivir, en un principio pensaba que sería así, pero no!!

Después de 5 minutos caminando te reúnen nuevamente en una zona donde a lo lejos puedes ver una plataforma; que se supone que es donde  los orangutanes bajan en busca de sus cuidadores a la espera de su ración diaria de alimentos.

Aquí te tienen unos 10 minutos en silencio escuchando como los cuidadores hacen la llamada a nuestro amigos orangutanes, la verdad es que es emocionante porque esperas que en cualquier momento se presenten, pero nosotros no tuvimos mucha suerte, quizás otros visitantes si la tuvieron, ” invito algún viajante que haya estado en Semenggoh a quecuente su historia,” quizás la haya vivido de otra manera diferente a nosotros.

Mi sensación fue que mientras nos tenían entretenidos escuchando la llamada a la jungla, en la entrada al centro sueltan algunos de nuestros amiguitos para que cuando volvamos decepcionados del caminito recorrido por la selva, tengamos alguna recompensa; y así fue, al volver a la entrada, ahí estaba nuestro amigo  tan simpático y un poco más a lo lejos en las plataformas se dejaban ver dos orangutanes, parecía la madre con su cría jugueteando.

La verdad es que aunque fuese de esa manera es maravilloso poderlos ver tan de cerca y observar todos sus movimientos.

La única pega que tengo que decir; es que no te dejan pasar al centro a ver como los cuidan, solo puedes verlos desde lejos y con suerte te acercan uno hasta la puerta.

Todo hay que decir que es una opinión personal y que quizás me esperaba un poco más de emoción y un ambiente más salvaje.

Pero no hay que olvidar que es un centro de rehabilitación y es una de las maneras más fáciles para poder tenerlos cerca alguna vez en la vida y poder contribuir de alguna manera a su conservación.

IMG_5393

 

Espero que os haya gustado,

Habrá más información en el menú en breve!!